31 dic. 2011

Adiós 2O11...


Conocí gente que cambio mi vida, reí hasta más no poder, disfruté todo hasta el extremo, cometí errores, lloré por quién no se lo merecía y reí con falsas amistades. Perdoné demasiado, callé "te quieros" por miedo y verdades por no hacer daño. Me reencontré con gente que se había perdido en el tiempo, perdí personas demasiado importantes para mi, lloré hasta dormirme, muchas canciones marcaron este año, comí hasta sentir que el estómago se me reventaba, odié a gente que ni se merecía el odio, discutí con mi mejor amiga, me sentí sola, confié en gente que me demostró que no puedo confiar en nadie, me auto-lastime, hice cosas que no debía, besé bajo la lluvia, regalé un peluche, escribí cartas, salí con amigos, fui al cine, saqué fotografías, me regalaron el perro más hermoso y más perfecto: Muffin, grité de ira, escuché música a todo lo que da. Abracé a personas que pensé que nunca me harían mal y me he dado cuenta de que esa personas no se merecía ni el roce. Quemé etapas, tuve unas vacaciones hermosas, escribí en mi blog, me deprimí como la peor, lastimé a muchas personas, pude conocer al amor de mi vida. Descubrí que el paraíso puede encontrarse en el tacto de una piel, y que los besos pueden hacerte volar, disfruté de pequeños detalles, y aprendí poco a poco en qué consiste la vida.
Sinceramente no me arrepiento de nada que me haya provocado una sonrisa.
Fue un año muy especial para mi, maduré y sobre todo pude entender porque estoy acá. Pude encontrarme a mi misma, sé quien soy. Encontré lo que me faltaba para ser feliz. Puedo decir que soy una de las personas más felices que debe haber, aunque de a ratos me deprima porque extraño a gente que ya no está o por lo menos tengo que aceptar que no van a volver.
Hubo personas que se fueron y quizás no vuelvan, pero dicen que no hay que preocuparse por las personas del pasado, que hay una razón por la que no están en el presente y por la que no llegan al futuro. Hubo personas que se cagaron en mi no les importó nada. También hubo gente que no soportó verme feliz, hubo personas que hicieron correr rumores de cosas no ciertas. Gente que me puteo de arriba a abajo sin fijarse en ellos, sus defectos, sus problemas. Critican a los demás sin saber nada, pero ¿saben qué? Todo en la vida vuelve, todo lo que dijeron de mi, todo lo que me hicieron, absolutamente todo, la vida se los va a gratificar.
                                                                                                            
El brindis de esta medianoche, es para las personas que me fallaron, por la gente que hoy no está, por mi familia, mi novio, para la gente que realmente me quiere y para todos los que desearon mi mal. Gracias a todo lo que dije, aprendí a ser más fuerte, a seguir sonriendo y que tarde o temprano todo, vuelve
Dejemos atrás este año y digamos bienvenido 2O12.