9 dic. 2012


Vacía. Así me siento, así estoy. Siento un vacío horrible. Me siento un asco de persona. Te extraño pero me siento horrible. No estoy feliz, no soy feliz últimamente. Duele tanto... me duele. Es una herida que jamás cerró, y no sé cuando lo hará. Quiero estar bien, quiero sonreír sin tener que ser una sonrisa forzada. Quiero  verte pero a la vez no. Tengo miedo. Lloro. Quiero terminar de una vez con esto que me pasa pero no es la solución. Solo soy una adolescente de 15 años que sufre por amor. ¿Dónde quedó esa Noelia alegre que era? ¿acaso no va a volver más? ¿dónde quedaron nuestras promesas? ¿dónde quedamos nosotros? Vuelvo a llorar devuelta. Lo miro y lo rayo más. Dolor... el dolor me libera, me hace sentir mejor. ¿Hasta cuando voy a estar así? ¿Cuando voy a dejar de llorar? No quiero sufrir más, no quiero rayarme, no quiero tomar, no quiero cócteles de nada. Sufrir no es la solución. ¿Está mal extrañarte? ¿Está mal sufrir por amor? ¿Por qué no puede nacer de vuelta todo? ¿Dónde están los para siempre? ¿Qué paso con el futuro planeado? ¿Qué pasó conmigo? ¿Dónde quedé yo? Y... ¿vos donde quedaste?
Pensamientos absurdos que tengo, otra historia más. Otra historia absurda para la biblioteca. Un texto incoherente con pensamientos reales. Ni yo entiendo lo que quise poner, solamente me expresé.

Otra historia más del montón que ni vale la pena contar.